La caja de reliquias del jefe


Bruce Springsteen está en Australia como parte de su gira Wrecking Ball World Tour con la E Street Band, banda que durante cuatro décadas ha respaldado a Bruce tanto en sus presentaciones en vivo como en sus sesiones de grabación en el estudio. Para él ellos no son sólo una banda de apoyo, sino también sus compañeros de vida; músicos que han hecho mancuerna con él desde casi el inicio de su carrera, sin los cuales probablemente Bruce no sería quien es ahora.

A la E Street Band le han sucedido recientemente un par de desgracias: la primera de ellas, el fallecimiento de su tecladista fundador Danny Federici a causa de un melanoma en 2008. La segunda, la muerte de otro de sus miembros originales: Clarence Clemons, saxofonista de la banda, quien falleció el 12 de junio de 2012 por un derrame cerebral. La banda ha decidido dedicar esta gira a los dos miembros difuntos y remplazarlos con Charles Giordano y Jake Clemons– sobrino de Clarence– respectivamente.

Además de esto, existe otra irregularidad en la banda durante su estancia en Australia: su guitarrista líder Steven Van Zandt está en Noruega haciendo de gángster en el rodaje de su nueva serie televisiva Lilyhammer. Esto no es problema para Bruce Springsteen y su banda, puesto que Tom Morello –el famoso guitarrista de Rage Against The Machine y Audioslave, quien también ha hecho innumerables colaboraciones con otros artistas-, se ofreció para sustituir a Steven durante su ausencia. Bruce, mientras está en el país más grande de Oceanía, está preparando la grabación de una compilación de canciones importantes para él, que van desde algunos covers de canciones que seleccionó cuidadosamente por tener algún significado en su vida, hasta recuperaciones de temas suyos viejos, algunos descartados de trabajos anteriores y otros remakes de lanzamientos del pasado, además de algunas canciones inéditas. Tom Morello se muestra entusiasta al enterarse de esto, y sugiere a Bruce integrar a la compilación una remediación de “High Hopes”, una canción compuesta por el maestro del blues gótico Ledfoot (Tim Scott McConnel, líder de la banda The Havalinas y guitarrista de doce cuerdas), misma que fue lanzada por Bruce Springsteen & The E Street Band en su EP de 1995 ‘Blood Brothers’. Con este acontecimiento, Bruce y Tom comienzan un proyecto de grabación juntos todavía estando en Australia, y es en los Estudios 301, en Sydney, donde emprenden la realización del decimoctavo álbum de estudio de Bruce Springsteen: ‘High Hopes”.

Brendan O’Brien, uno de los productores más importantes de la década de los 90 –quien ha trabajado con artistas de la talla de Pearl Jam, Stone Temple Pilots, Aerosmith, AC/DC, KoЯn, Neil Young e incluso Rage Against The Machine-, junto con Ron Aniello, quien fue nominado en 2013 a mejor disco de rock en los premios Grammy por la producción del decimoséptimo álbum de estudio de Bruce Springsteen ‘Wrecking Ball’ (además de tres canciones incluídas en este disco), se encargaron de producir ‘High Hopes’. Este álbum comprende canciones de otros artistas interpretadas por el Jefe y su equipo de músicos, además de algunas descartadas de álbumes anteriores y otras rescatadas de los años pasados. De estas canciones originalmente se habían grabado alrededor de veinte, y fue difícil para Bruce descartar un número considerable de ellas (recordemos que Springsteen es famoso por sus shows de larga duración). También cuenta con grabaciones de Clarence Clemons y Danny Federici previas a sus respectivas defunciones. Un factor muy importante en esta entrega es la participación de Tom Morello en la mayoría de sus canciones, quien fue una pieza clave en el sonido del álbum. Bruce menciona en el cuadernillo del disco que Tom fue quien lo inspiró en mayor medida para realizar este disco: “Tom y su guitarra se convirtieron en mi musa, llevando este proyecto a otro nivel. Gracias por la inspiración, Tom.”

El disco inicia con la ya mencionada “High Hopes”, esta canción probablemente sea la más enérgica del álbum y también la más ambiciosa. Bruce Springsteen y sus músicos reviven el tema de The Havalinas con un buen manejo de matices y una colaboración musical saturada, que nos recuerda las presentaciones en vivo con la E Street Band, en las cuales muchos músicos participan simultáneamente en el escenario. Esta canción habla de la brevedad de la vida y de cómo intentamos frenar la velocidad del tiempo a través de las riquezas materiales. “Harry’s Place” es una sutil descripción de una calle ficticia controlada por pandilleros. En esta canción Bruce regresa un poco al estilo ochentero: beats mecánicos y sencillos, una guitarra rítmica con efecto wah y un saxofón con un timbre de blues y tintes de soul.

‘El Jefe’ incluye en este disco también algunas canciones influenciadas por su característico espíritu de protesta política y social, como “American Skin (41 Shots)”, que fue escrita en 2000 como denuncia al asesinato de Amadou Diallo, un joven inmigrante de Guinea que recibió cuarenta y un disparos por parte de cuatro policías de Nueva York que presumieron que iba a sacar un arma de su bolsillo, cuando en realidad estaba desenfundando su cartera para mostrar su identidad. Posteriormente, esta canción fue dedicada a Trayvon Martin, un chico afroamericano asesinado a balazos por George Zimmerman a causa de una riña callejera. Al igual que los asesinos de Amadou, Zimmerman quedó libre de cargos. Algunos policías de Nueva York no simpatizaron con este tema, tal es el caso de Bob Lucente, encargado de la Orden Fraternal Estatal de Policía, quien llamó a Bruce Springsteen públicamente ‘vago sucio’ (dirtbag) y ‘maricón’ (floating fag). Al parecer el Jefe, aunque ya está algo viejo, sigue provocando reacciones negativas en la policía.

“Just Like Fire Would” es una canción original de la banda australiana The Saints de 1986 interpretada por Bruce Springsteen y su banda para este disco. La canción habla de cómo el trabajo excesivo genera una tendencia a perderse de sí mismo durante los pocos tiempos libres que se otorguen. “The Ghost Of Tom Joad” es una de las canciones viejas que fueron relanzadas en este álbum. Fue éste el primer sencillo del álbum homónimo publicado en 1995 de Bruce Springsteen & The E Street Band. La canción relata en forma de leyenda folklórica anglosajona la historia de Tom Joad: una representación del sufrimiento injusto de la gente. Esta canción había sido covereada por Rage Against The Machine e incluída en su álbum ‘Renegades’ (2010), y tal vez sea por esta razón que en ella Tom Morello hace su aportación más destacada, ejecuta dos solos impresionantes y muy similares a los que realiza en los proyectos en que es más protagónico, como Rage Against The Machine. “The Wall” es una de las canciones más importantes para Bruce de este disco. Es un tributo a los veteranos de la guerra de Vietnam, en especial a Walter Chichon, quien nunca regresó de combate. Walter era un músico de New Jersey, ciudad natal de Bruce, y junto con su hermano Ray (uno de los maestros de música del Jefe), conformaban The Mofits, según Springsteen la mejor banda de Jersey Shore. Él asegura que Walter es una de sus figuras modelo como artista. “Dream Baby Dream”, canción original de la banda de synthpunk neoyorquina Suicide de 1979, cierra el álbum dejando un agradable sabor de boca. En ella la voz de Bruce es apoyada por un fondo de acordes de cuerdas en un crescendo que proyecta júbilo y fortaleza. Aunque la letra es monótona, tiene un mensaje inspirador. Esta canción fue dedicada a los fans de Bruce Springsteen que asistieron a su gira Wrecking Ball World Tour, donde inició todo.

El disco incluye un DVD de la presentación en vivo de Bruce Springsteen & The E Street Band con su nueva alineación con todo y Steven Van Zandt en la guitarra desde el Queen Elizabeth Olympic Park en Londres. Se titula “Bruce Springsteen & The E Street Band: Born In The U.S.A. Live From London 2013”. En este material audiovisual, Springsteen interpreta algunos de sus temas clásicos, otros no tan clásicos, pero no incluye ninguna de las canciones de su más reciente disco, y podemos ver un Bruce Springsteen maduro pero con destellos de juventud moviéndose como lo hacía en sus años mozos. La E Street Band demuestra que está compuesta por magníficos músicos que a pesar de ser muchos, hacen una combinación armoniosa en el escenario, y Jake Clemons cubre por completo el lugar que heredó de su tío Clarence.

‘High Hopes’ llegó al primer lugar en ventas en varios países, entre ellos Estados Unidos y Reino Unido y es el onceavo álbum de Bruce Springsteen en alcanzar el primer puesto en la lista Billboard 200. Con esto, Springsteen se posicionó como el tercer artista con más números uno, después de los Beatles y Jay-Z. Los resultados hablan por sí solos, Bruce no ha bajado la guardia y sigue ganándose el sobrenombre de ‘The Boss’ hasta la fecha. Este disco fue realizado por Bruce Springsteen con un especial cariño, ya que las canciones incluidas en él son resultado de una selección de todos los trabajos de su carrera así como de otras referencias que nos hablan de la ideología que conforma al Jefe. A todos aquellos que no han tenido la dicha de escuchar este álbum, quiero hacerles una invitación a descubrir a este Bruce Springsteen más maduro que de costumbre pero que conserva su vigor, su espíritu rebelde y sobretodo empatía con la clase trabajadora y las minorías, y que sin duda se ha esmerado en cumplir las grandes expectativas de sus seguidores.

THE JOHNNY CASH PROJECT

Si son amantes de Johnny Cash vean esta página conmemorativa en la cual puedes dibujar sobre un video que grabó el cantante.